Plantas y Árbol, el jardín en casa

Plantas y árbol, consigue el jardín que deseas para tu casa

Levántate cada mañana admirando y contemplando las bonitas plantas de tu jardín.

Deja que la naturaleza entre en tu vida plantando un bonito jardín, con una gran variedad de árboles y plantas. No hay nada mejor que despertarse y percibir el aroma de estos seres vivos.

 

 

Como has podido apreciar, aquí podrás encontrar todo lo relacionado con: plantas, árboles, semillas, herramientas de jardinería…etc.

Intentaremos explicar de la mejor manera posible todo lo que ayudará a tus plantas o árboles a que sean lo más frondosos y bonitos posibles.

Para comenzar, vamos a comenzar explicando conceptos básicos sobre las plantas como su definición, tipos y clasificaciones.

¿Qué son las plantas? Definición de plantas

En biología, se denomina plantas a los organismos vivos que viven y se desarrollan en un mismo sitio, es decir, que carecen de movimiento voluntario para desplazarse. Son seres autosuficientes, sus paredes celulares se componen principalmente de celulosa y pertenecen al reino vegetal. Estos seres vivos realizan la fotosíntesis obteniendo la energía del Sol. Esta es captada gracias a la clorofila presente en los cloroplastos (orgánulos celulares que se ocupan de la fotosíntesis en plantas y algas). En este proceso se transforma la materia inorgánica en materia orgánica compleja. A diferencia de los animales, las plantas son capaces de producir su alimento, considerándose seres autótrofos.

Se calcula que pueden existir alrededor de unas 300.000 especies de plantas y aproximadamente la mitad de ellas se encuentran en ecosistemas tropicales. Esto es lógico si nos paramos a pensar las condiciones meteorológicas que necesitan estos seres vivos.

fotosintesis de las plantas

Fotosíntesis

La fotosíntesis y respiración de las plantas.

Tipos de plantas

Clasificación de las plantas según su tamaño

Existen tres grandes tipos de plantas que atienden a esta característica:

Árboles: Son las plantas más grandes que existen. Tienen raíces muy profundas, un tallo leñoso y podemos encontrar, árboles de hoja caduca (pierden sus hojas en determinadas estaciones del año) y árboles de hoja perenne (mantienen sus hojas todo el año).

Arbustos: son plantas leñosas de menor tamaño que los anteriores y a diferencia de los árboles, no tienen un único tallo, sino que se ramifica desde la propia base. Los arbustos pueden llegar a tener varios metros de altura. Sin embargo también poseen ser de hoja perenne o caduca.

Hierbas o plantas herbáceas: Son plantas que carecen de tallos leñosos, siendo estos blandos y flexibles.

Clasificación de las plantas en función de la presencia o carencia de flores

En la naturaleza nos podemos encontrar diferentes clases de plantas, unas que poseen flores y otras que no.

Las Angiospermas

Atendiendo a la presencia de flores nos adentramos en el reino de las Angiospermas (su nombre científico es Angiospermae). Las Angiospermas pertenecen al mayor grupo de plantas terrestres (cormofitas) y, todos su órganos y tejidos están bien diferenciados. En él, se pueden incluir los tres tipos de plantas comentados anteriormente (árboles, arbustos y plantas herbáceas).

Las especies que se engloban dentro de este reino poseen flores vistosas y muy bonitas cuyas semillas tienen verticilos. Es interesante resaltar que todas las angiospermas tienen flores aunque a veces no se corresponda con la imagen de flor bonita, atractiva y llamativa que todos tenemos en mente.

La flor típica tiene cuatro verticilos: cáliz (sépalos), corola (pétalos), ginesceo (pistilo) y andróceo (estambres).

Reproducción de las angiospermas

El andróceo es el órgano masculino de la flor y está formado por los estambres que son el conjunto de los filamentos y las antenas. Es en este lugar donde se produce el polen (gameto masculino).

En cuanto al órgano femenino, se encuentra en el pistilo de la flor donde encontraremos el ovario y dentro de él al óvulo (gameto femenino).

Ambos órganos reproductores pueden encontrarse en la misma planta o en plantas diferentes (dioicas) o en diferentes flores de la misma planta (monioca).

Para que se lleve a cabo la reproducción sexual, tiene que ocurrir el proceso de polinización, es decir, poner en contacto el gameto masculino con el gameto femenino. Existen varias formas para que esto ocurra:

Gracias a los animales e insectos que transportarán en sus patas o en sus cuerpos los granos de polen de unas flores a otras. La recompensa que obtendrán estos polinizadores será polen o néctar,  que les proporcionará alimento y energía.

Otra forma de polinización es a través del viento. Sucede en aquellas plantas cuyas flores son pequeñas y carecen de pétalos, colores vistosos o néctar.

Una vez realizado este acto, tiene lugar la doble fecundación por el cual se forma la planta embriónica. Esta  se encuentra dentro de la semilla que se forma a partir del óvulo dentro de un fruto. Además la semilla contendrá el alimento para el embrión.

La reproducción asexual es un mecanismo que utilizan las plantas como complemento de la reproducción sexual, o a veces de forma casi exclusiva. Se distinguen diferentes mecanismos:

 Tallos modificados

Por medio de plántulas

Por apomixis (a través de semillas)

Las Gimnospermas

Las Gimnospermas, cuyo nombre científico es Gimnospermae, son plantas espermatófitas (productoras de semillas). Estas semillas no se forman en un ovario cerrado, sino que están expuestas en una rama de crecimiento limitado productora de hojas fértiles o esporofitos desde que son polinizadas.

Son plantas leñosas de diferentes tipos, árboles y arbustos cuyas hojas tienen forma acicular (pinos, cedros) o escamosas (secuoyas)  y la mayoría de estas especies son perennifolias.

Reproducción de las Gimnospermas

Generalmente estas plantas son monoicas, es decir, que tienen presentes los esporofitos masculinos y femeninos en la misma planta. Pero también podemos encontrar plantas  dioicas, como Sin embargo, a diferencia de las angiospermas, el esporangio, que es donde se producen y se almacenan las esporas, no es una flor sino una estructura llamada cono.

Una de las características de los frutos y de las semillas es que la polinización se produce siempre a través del aire (polinización anemógama). Las semillas de estas plantas no se forman en el interior de un óvulo encerrado si no que se encuentran en el exterior.

Las Gimnospermas tardan en reproducirse; pueden pasar tres años desde la polinización hasta la fertilización y la maduración de la semilla puede necesitar hasta tres años.